Con Espíritu Nómade

Whangarei, Northland, Nueva Zelanda

Primeras impresiones de Nueva Zelanda

Primeras impresiones de Nueva Zelanda

¿Qué significa una travesía de 1000 millas? Cada guardia durante los 10 días que llevó la navegación uno no quiere hacerse ilusiones, aunque secretamente, las mantiene…

Ahora ya estamos en el Town Basin de Whangarei, aunque no somos un barco de marina, en este caso nos hemos permitido una excepción. Tenemos mucho que organizar; dónde dejar el barco, prepararlo para que no se deteriore,  exámenes de las chicas que se vienen esta semana que viene y resolver como volver.

Whangarei, New Zealand

Whangarei, New Zealand

4 thoughts on “Whangarei, Northland, Nueva Zelanda

  1. El Sapo Heras

    Volver? y como nutriremos nuestros grises días con las aventuras de los aventureros de los mares del sur?

    He compartido la familia nómade con mis amigos y extrañamente (quizás por vivir en Luxemburgo) los menos impresionados han sido los jóvenes. Tan apegados a su cotidianeidad que pareciera que han perdido la capacidad de asombro.

    By the way en otra escala de cosas ayer por primera vez una nave espacial aterrizo en un cometa a 500.000.000 de kilómetros de la tierra. Es paradójico que tengamos que ir tan lejos cuando hay tantos lugares en nuestro planeta que no conocemos.
    Aguante la familia nómades, nomadeando…
    Suerte

    1. Carolina Mouzo

      Ay, que realidad! Ahora, con más fuerza que nunca, vamos a tratar de contagiar y, por qué no, de implantar capacidad de asombro y curiosidad a más y más amigos, a amigos de amigos y amigos de amigos de amigos de amigos para que vivan esa vida que alguna vez se animaron a soñar, para que se respeten mutuamente y también respeten y conozcan a La Tierra, que es dónde vivimos por ahora. Volvemos, sí! Y qué lindo es volver! Volvemos con el no tan secreto objetivo de contagiar, alivianar, suavizar, lentificar y simplificar nuestras vidas y las de los que quieran ver y sentir cómo viven desde hace miles de años en estas islas tan remotas del Pacífico Sur, que de tan olvidados, quedaron puros. A nosotros nos cambiaron las perspectivas, las ansias, los proyectos y las visiones y esperamos poder ser buenos embajadores de su verdad, la del respeto mutuo y respeto a la tierra. Imaginemos un mundo sin utopía… se podrá lograr? Huxley ya nos dijo que no… pero mientras tanto, porqué no hacer varios submundos utópicos hasta que seamos muchos los que vivimos “ridículamente” y entonces, ahí, nos juntamos a disfrutar de los amaneceres y los atardeceres que nos regala la vida!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *